The Smart Digital Store

| Factsheet

The Smart Digital Store

El concepto de tienda tradicional se encuentra en un momento de transición de especial relevancia hacia los nuevos hábitos de consumo configurados por las tecnologías digitales y móviles. A lo largo de la década pasada se fueron produciendo cambios en el entorno minorista, promovidos por la rápida adopción de Internet y la tecnología móvil. La aparición de nuevos canales de distribución y nuevos actores en el mercado ha supuesto la desaparición de otros.

Puede  que el camino al corazón, el cerebro y el bolsillo del consumidor haya cambiado, pero la tienda como espacio físico de venta no ha muerto en absoluto. La tienda ocupa un lugar fundamental en la ecuación minorista y, aunque se quedara un poco atrás en los inicios de la revolución del comercio electrónico, hoy está viviendo su resurgimiento al percibir los distribuidores que es el lugar último en el que todavía pueden atraer la plena atención de los consumidores, saturados ya de información. Y los estudios demuestran una y otra vez que las experiencias vividas en el mundo real, con plena conciencia, superan con creces a las virtuales en la creación de impresiones duraderas. En la lucha del distribuidor por destacar en un mercado abarrotado y fragmentado, la tienda física podría muy bien constituir el factor clave que marque la diferencia en la forma en que los consumidores perciben y recuerdan su marca. Ahora que incluso los distribuidores puramente digitales se están aventurando en el mundo tangible, se hace absolutamente necesario dar un nuevo giro al papel, las funciones y las capacidades de la tienda física.

Entre en la Smart Digital Store. Esta plataforma da nueva fuerza al dominio de la tienda física, aportando las capacidades del mundo digital. Abre nuevas vías de conexión con el consumidor y con sus necesidades específicas, empodera a los empleados y crea valor de negocio para el distribuidor, permitiéndole dirigir sus operaciones de manera diferente y con mayor eficiencia.

La Smart Digital Store reúne a los principales elementos que intervienen en el ámbito de la tienda: el cliente, el personal de ventas, el producto y el propio espacio físico. Aplicando una tecnología integral para que estos elementos se desenvuelvan en un entorno INTELIGENTE, DIGITAL y CONECTADO, puede crearse toda una serie de nuevas capacidades y servicios. No como artilugios individuales y sin relación entre sí, ni como soluciones puntuales para unas situaciones concretas y únicas, sino como un sistema integrado que ofrezca un valor nuevo y cuantificable al negocio. El marco de la Smart Digital Store garantiza que las iniciativas digitales no se materialicen de forma aislada. El tejido conectivo entre las diferentes entidades que componen la Smart Digital Store genera aún más beneficios y mayor capacidad de crecimiento.

Nuestra cartera Smart Digital Store está diseñada para dar soporte a cada minorista en su particular y exclusivo viaje hacia la realización de su propuesta de valor para su negocio. Ayudamos y guiamos a los distribuidores minoristas en cada etapa del camino, desde la definición de la visión y la estrategia hasta la elaboración de la hoja de ruta y la actualización de los recursos técnicos y organizativos, ofreciendo una asistencia continuada y permitiendo en todo momento la adaptabilidad a un entorno en constante transformación.

Al distribuidor que opera en el segmento más exclusivo es posible que le interese más desarrollar las capacidades de Smart Digital Store para ofrecer servicios altamente personalizados a sus clientes y hacer de sus empleados embajadores de su marca, mientras que las tiendas descuento pueden preferir aprovechar la plataforma para conseguir mayor eficiencia en productos y establecimientos.

Con el conjunto de reglas analíticas y automatizadas se consiguen ingentes cantidades de interacciones; por ejemplo, las derivadas del Internet de las Cosas permiten actuar adecuadamente en el momento y el lugar adecuados. Los principios sobre los que se levanta la Smart Digital Store garantizan un entorno seguro, privado y flexible. La arquitectura estándar permite realizar intercambios de datos con los sistemas informáticos y la infraestructura tecnológica actuales, por lo que no se requiere una renovación completa para comenzar a recoger los beneficios que ofrece.

Capgemini ha trabajado en estrecha colaboración con Intel en el desarrollo de la plataforma Smart Digital Store, comprobando la solidez de la arquitectura subyacente y que elementos fundamentales como seguridad y privacidad estén presentes en todos los niveles. A través de esta colaboración también podemos ampliar las fronteras de la actividad empresarial ordinaria aplicando una tecnología avanzada pero, sobre todo, flexible y fiable.