Transformamos la detección y prevención del fraude en el sector de Servicios Financieros

| Factsheet
Capgemini y SAS están ayudando a las empresas de servicios financieros a transformar sus capacidades de gestión del fraude, reduciendo los costes y ofreciendo una mayor protección a los clientes y mejorando su reputación.
 
La prevención del fraude se está convirtiendo en un factor crítico para la industria de servicios financieros. Las cifras totales de cantidades defraudadas son asombrosas - pero quedan en nada en comparación con los costes reales de la pérdida de productividad y daños a la reputación y la confianza del cliente. Por otra parte está el fraude que no se detecta, imposible de explicar y evaluar.
Las ramificaciones tienen un largo alcance: los reguladores exigen que las instituciones financieras tengan más capital - y sean más proactivos en la lucha contra el fraude. Las empresas de servicios financieros necesitan demostrar que pueden medir y gestionar el riesgo con programas activos que ofrezcan beneficios probados.
 
El fraude también daña el rendimiento financiero en un momento en que las organizaciones se ven obligadas a reducir sus ratios de coste-ingreso. Sin embargo el daño a la reputación es difícil de reparar y conduce rápidamente a la pérdida de clientes y cuota de mercado.
 
La industria demanda mejores maneras de luchar contra el fraude, sin costes excesivos o caadenas que impidan que las organizaciones ofrezcan servicios nuevos e innovadores.
 
Capgemini ha desarrollado un enfoque integral para ayudar a las empresas de servicios financieros a transformar sus capacidades de gestión de fraude utilizando el SAS® Fraud Framework.