Encuentros de alta dirección con Paulo Morgado

Encuentros de alta dirección con Paulo Morgado

Opinions expressed on this blog reflect the writer’s views and not the position of the Capgemini Group

Alternate title: 

"El CEO no entiende cómo piensan los millennials, y los millennials no entienden lo que en realidad tiene en su esencia un CEO"

En una reciente conversación con Javier Rodriguez Zapatero, director general de Google para España y Portugal, tuve ocasión de intercambiar impresiones sobre la revolución digital y la adaptación tecnológica derivada, temas tan presentes en nuestro día a día profesional y personal y que tanto están cambiado nuestra forma de trabajar y vivir. Según sus palabras, “el trabajo que se hacía hace diez años no va a tener mucho que ver con el que se hará dentro de otros diez,” una perspectiva que subrayo con creces. De hecho compañías como Facebook, Amazon o la propia Google, son las que nos han hecho cambiar muchas premisas al provocar cambios tan rápidos y drásticos en las expectativas de los consumidores y en su forma de interactuar con las marcas.

También hablamos sobre la existencia o no de límites en los procesos de digitalización en función de si se orienta más hacia el  consumidor-cliente o a la empresa. En este sentido, Rodríguez Zapatero me comentaba que la tecnología ya no es sólo para expertos, sino que está cada vez más al alcance de cualquier sector de la población y que no hay límites para la adopción digital. Ciertamente, así es, pero me pregunto dónde estaría la barrera. Y es que bajo mi punto de vista, si al consumidor se le ofrece la posibilidad de comprar todo lo que necesita en el canal online, cuándo y dónde quiere, es posible perder la esencia y particularidad de, por ejemplo, visitar una tienda o pasear por la calle. Creo que se pierde el componente fun.

No quise perder la oportunidad de conocer su perspectiva del papel del directivo como agitador de mentes, concepto que me gusta utilizar para referirme al nuevo estilo directivo que creo que debería primar en los tiempos que corren. Y su apreciación fue muy ilustrativa. Me explicó haber aprendido a pensar de manera racional, lineal, constructiva durante su educación, pero que el trabajo te descubre que un directivo tiene que luchar contra él mismo porque se va haciendo mayor, pero necesita tener una mente cada vez más curiosa, más parecida a la de los niños”. Efectivamente, la curiosidad genera preguntas que “te llevan a tomar decisiones jamás pensadas”.

Por otra parte y respecto a los millenials, coincido con Javier en que el gap está entre el CEO, que no entiende cómo piensan los millennials, y los millennials, que no entienden lo que en realidad tiene en su esencia un CEO. Muchas veces lo que les falta entre medias son traductores”. Desde luego, mi idea es clara: desde arriba hay que  derribar las barreras burocráticas que impiden que estos jóvenes puedan explotar todo su potencial y tener la humildad de escuchar cómo piensan. En este sentido, el propio Javier me confesó que, si bien en sus comienzos quería ascender, ahora piensa en cómo estar más cerca del consumidor, del cliente, del compañero, por cada vez aprendía más de los colaboradores y del feedback del equipo.

Desde luego, la conversación con Javier fue fascinante y aún hablamos de otros asuntos muy interesantes... Creo que dejaré abierto este post como “parte 1ª” y lo retomaré más adelante para que nada se quede en el tintero.

Mientras tanto, os invito a conocer otros puntos de vista intercambiados en el artículo sobre el encuentro que fue publicado en la revista APD. Podéis ver la entrevista completa aquí

Sobre el autor

Paulo Morgado
Paulo Morgado
Paulo Morgado, consejero delegado de Capgemini en España desde julio de 2014, posee más de veinte años de experiencia en la gestión de organizaciones, en las que se ha distinguido por su visión y su labor en los procesos de transformación en entornos multinacionales, y por sus amplios conocimientos del mercado de las TIC. Directivo carismático, Morgado es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y en Derecho, y completó su formación con dos másteres en Finanzas y en Filosofía. Actualmente, está finalizando su Doctorado en Administración de Empresas en la Nottingham Trent University (Reino Unido). Su vocación por la gestión empresarial también le ha llevado a publicar siete libros sobre áreas tan diversas como la negociación, la argumentación, la lucha contra los delitos financieros y la corrupción, y la gestión de empresas

Deja tu comentario

La dirección de correo electrónico no será publicada. Rellene los campos marcados con *