Los Blogs de Capgemini España

Los Blogs de Capgemini España

Las opiniones vertidas en los Blogs de Capgemini España son personales y no reflejan la posición del Grupo Capgemini

Coopeticion en la evolución del Sector Financiero

Categoría: Financial Services

 

No es la primera vez que escribo sobre la relación entre las empresas emergentes de base tecnológica y las compañías tradicionales de banca y seguros. Que compiten entre sí, es claro; que colaboran entre sí, también. ¿Cómo evolucionará esta convivencia el mercado?

A lo largo de la jornada Revolución en el ecosistema financiero que organizamos desde Capgemini, se puso de relieve que la «coopetición» será unos de los vectores de la transformación de la banca y los seguros. Quiero agradecer a la Asociación de Fintech e Insurtech (AEFI) su inestimable ayuda en la configuración de este encuentro, que reunió a los principales directivos de empresas protagonistas como MyTripeA, Wiquot, Andbank, Sanitas, Bankia, Indexa Capital, Cripto-Pay o DevAcademy.

Duarte Libano Monteiro, vicepresidente de la AEFI, recordó que, si bien los bancos fueron los primeros en abordar los servicios financieros online, las Fintech son ahora las principales aceleradoras de los cambios, además de estar ocupando algunos huecos de mercado que ahora no cubre la banca. No en vano, según el estudio World Fintech Report, elaborado por Capgmeni, LinkedIn y Efma,el 50% de los clientes de banca y seguros en todo el mundo ya utiliza los servicios o productos de algún tipo de Fintech. El dato revela la progresiva penetración en el hábito del consumidor, particularmente destacada en España: nuestro país es el quinto del mundo y el primero de Europa en el que más se utilizan estos proveedores de servicios financieros, un 53%. China (84%) es el primero, seguido de India (77%), Emiratos Árabes Unidos (70%) y la región administrativa de Hong Kong (54%). Holanda se sitúa en la última posición con un 29,8%.

Actualmente existen en España 238 compañías Fintech y 63 Insurtech, lo que representa un crecimiento exponencial del 300% en el último año. En otras palabras: cada semana se crea una empresa de este tipo en nuestro país. Sus rasgos diferenciales son agilidad, transparencia, usabilidad y una sólida analítica de datos. Los clientes GenY, los más habilidosos con las nuevas tecnologías y los de más alto poder adquisitivo son los más propensos a adoptar su uso. Entre las razones de por qué están ocupando posiciones competitivas con tanta rapidez, se destacó que empatizan más con el cliente.

A su vez, el uso de Fintech lleva asociado otra tendencia clave: la lealtad a una única entidad financiera, el concepto tradicional de proveedor único de servicios financieros, se irá diluyendo. De hecho, un 46% de los usuarios tiene relación con tres o más proveedores de este tipo.

Este contexto sugiere que, en su senda evolutiva, los bancos y aseguradoras deberían poner más atención en la experiencia del cliente para lograr retenerle o atraerle, más que en el producto en sí. Es una tarea contrarreloj porque las Fintech lo hacen muy deprisa, pero las entidades tradicionales tiene la baza de gozar aún del mayor índice de confianza por parte del consumidor, algo que tiene un valor incalculable que debe proteger. La banca y los seguros están innovando, y mucho; pero no podemos olvidar que su reto es, además, doble, no está solo en el front o el frente del consumidor, sino que también está en el back, es decir, en toda su parte interna de transformación operativa y cultural.

Así con todo, el ecosistema que se está configurando vislumbra que los servicios financieros estarán concentrados en hubs abiertos donde los diferentes actores necesariamente van a converger y «coopetir». Bancos y aseguradoras están abiertos a trabajar con Fintech —y viceversa—, siempre y cuando se aporten valor añadido. La ventaja de la bancaseguros es que tiene los clientes; por su parte, las Fintech cuentan con agilidad y analítica. Tiene sentido pensar, por ejemplo, que los nuevos entrantes pueden ayudar a las empresas tradicionales a analizar y utilizar los datos de clientes y aportar flexibilidad. La puerta está abierta.

En cualquier caso, en el debate colaboración o competición, la respuesta última estará en el cliente, que decidirá qué productos o servicios ofertados tiene utilidad para él.

Sobre el autor

Marga García Águila
Marga García Águila
Vice President - Account Executive Financial Services

Deja tu comentario

La dirección de correo electrónico no será publicada. Rellene los campos marcados con *