Los operadores logísticos ayudan a sus clientes a mejorar sus operaciones y a responder a las necesidades específicas de la industria en el convulso contexto actual

| Press release
Capgemini Consulting presenta los resultados del XV Estudio Anual de Logística, realizado en colaboración con el Instituto de Tecnología de Georgia y el proveedor logístico Panalpina

Capgemini Consulting, la unidad global de consultoría estratégica y de transformación perteneciente al Grupo Capgemini, acaba de presentar el XV Estudio Anual Logística (Third-Party Logistics -3PL-), realizado en colaboración con el Instituto de Tecnología de Georgia y el proveedor logístico Panalpina. Según este informe los operadores logísticos continúan aportando valor estratégico y operacional a sus clientes en todo el mundo. El efecto de la incertidumbre en la economía global ha impactado en el gasto logístico: el coste total logístico ha supuesto una media del 11 por ciento de las ventas, un 42 por ciento del cual, se ha traducido en outsourcing de servicios logísticos.

Este informe, que analiza el mercado mundial de externalización de la logística, se ha obtenido sobre la base de cerca de 1.900 encuestas realizadas a usuarios y proveedores de servicios logísticos de Estados Unidos, Europa, Asia-Pacífico y América Latina. Entre sus principales conclusiones, se revela un apreciable progreso en la calidad de la relación entre cargadores y proveedores logísticos externos. Un 89% de las empresas encuestadas comparten la visión de que su relación con los operadores logísticos son exitosas y un 68% indica que les han ayudado a optimizar sus operaciones gracias a la innovación. El informe revela asimismo que las empresas continúan subcontratando actividades transaccionales, operacionales y actividades repetitivas, pero no tanto aquellas que son estratégicas, a pesar de que una gran mayoría de los proveedores logísticos externos ofrecen servicios más avanzados.

“Muchas empresas consideran la gestión de logística y de la cadena de suministros como un componente clave de su éxito. El aumento del uso de la subcontratación y unos altos niveles de satisfacción sugieren que los proveedores logísticos externos tienen crédito para ayudar a los cargadores a capear la tormenta económica” ha manifestado John Langley Jr., profesor de Gestión de Cadena de Suministros, en el Instituto de Tecnología de Georgia. “A pesar de la complejidad del entorno, los operadores logísticos externos tienen la oportunidad de continuar madurando y creciendo, ofreciendo un número creciente de servicios de valor añadido a sus clientes”.

Información al cliente

Una de las capacidades mejor valoradas por los usuarios de los operadores logísticos son tanto la presentación de informes como el análisis del coste total logístico (TLC) -la suma de todos los costes asociados con la fabricación y distribución de productos hasta lograr ingresos-. Los beneficios de un cálculo integrado del TLC suponen una mayor agilidad y seguridad en la toma de decisiones, un mejor conocimiento de los resultados financieros de los servicios prestados, así como una mejora de la visibilidad de la cadena de suministro. Sin embargo, a pesar del número relativamente alto de empresas encuestadas que usan informes de TLC (45%), la precisión y el nivel de detalle de esos cálculos difieren ampliamente.

El cálculo del TLC de materiales y productos terminados no siempre es una tarea fácil. Con demasiada frecuencia, las empresas se basan en datos parciales o inexactos que puedan conducir a resultados incorrectos. Un 58% de los operadores logísticos trasladan la dificultad que suponen las reticencias planteadas por los usuarios/cargadores de cara a compartir información de costes. Esa podría ser la razón por la cual, a pesar del alto valor que aporta el TLC, solo un 23% de los proveedores logísticos externos encuestados declararon estar suministrando una visión completa del TLC a sus clientes. Este nivel de interacción requiere, por un lado, confianza mutua, pero además necesita de la discusión entre los proveedores logísticos externos y sus clientes para comprender mejor los factores, las funciones y los KPI’s (indicadores clave) a utilizar.

“TLC permite a las empresas analizar los costes logísticos tanto visibles como ocultos asociados con el movimiento de productos, que se revela como el verdadero coste en decisiones de abastecimiento y logística”, ha afirmado Ramón Fiol, vicepresidente y responsable del sector Distribución y Transporte de Capgemini España. “La aplicación a un nivel sofisticado del concepto TLC, requiere de un alto nivel de liderazgo en las organizaciones asociado con el necesario proceso de cambio y de transformación de sistemas. Sin embargo, aunque es un concepto de gran relevancia, debido a su complejidad, su implantación debe entenderse como un proceso evolutivo en lugar de un proceso revolucionario”.

Sector Farmacéutico

En el sector Farma el cuidado y manejo del producto es crucial para su seguridad y, debido a esto, el control y la visibilidad son fundamentales. En esta industria, los desafíos logísticos se centran en la integridad del producto y el cumplimiento de los requisitos, y en un nivel de servicio al cliente especialmente exigente. Un 54% de las empresas encuestadas de este sector refleja que la complejidad del modelo de la cadena de suministro supone un reto importante. Además, el 87% de las empresas cree que los operadores logísticos deberían desempeñar un rol clave vinculando entre sí a las distintas partes implicadas. Por otro lado, el 62% de las empresas usuarias del sector opina que garantizar la calidad del producto es un reto muy relevante. Un 70% de las empresas cree que es un  proceso clave para la calidad de servicio. La visibilidad del proceso, el control riguroso de los inventarios, el control de la cadena de frio, y la seguridad son medidas clave de cara a garantizar la integridad del producto, y asegurar la entrega. Por último, más de la mitad de los encuestados, están de acuerdo en que la utilización de la tecnología RFID es de interés creciente.

Operadores logísticos en Gran Consumo

Los grandes volúmenes y márgenes reducidos, obligan a las compañías de bienes de consumo a responder con una gran agilidad a unos clientes cada vez más exigentes. Una vez alcanzada la eficiencia en costes, los fabricantes de gran consumo están centrándose en aspectos relacionados con la mejora de la calidad de servicio, como pedido perfecto (87%), agilidad de respuesta a los cambios en la demanda de los consumidores (83%) y reducción de tiempo de acceso a los mercados (81%).

Las empresas usuarias de este sector valoran positivamente los esfuerzos de los operadores logísticos en la optimización de la cadena de suministro y la búsqueda de eficiencias. En general, son menos sensibles a aspectos como la mayor velocidad de acceso a los mercados o una mayor integración de la cadena logística. “La diferencia entre las prioridades anunciadas por las empresas usuarias de los sectores farmacéutico y de Gran Consumo muestran lo importante que es para los operadores logísticos trabajar conjuntamente con sus clientes para entender mejor sus necesidades y contribuir con el mejor servicio posible, ayudando al éxito empresarial”, ha dicho Sven Hoemmken, Director Global de Ventas de Panalpina.