Cinco de las diez poblaciones de particulares con grandes patrimonios que han experimentado un mayor crecimiento en el mundo se encuentran en la región de Asia-Pacífico

| Press release
Este Informe es una ampliación regional del Informe sobre la Riqueza en el Mundo que presentan anualmente ambas firmas, y ofrece un análisis en profundidad del cambiante mercado de la gestión de patrimonios en Asia-Pacífico.

Merrill Lynch (NYSE: MER) y Capgemini han presentado el Informe sobre la Riqueza en Asia-Pacífico, región en la que se encontraba en 2005 el 27,1% mundial de los particulares con grandes patrimonios (HNWIs por sus siglas en inglés) -personas con unos activos financieros netos mínimos de un millón de dólares excluyendo primera vivienda y consumibles-. El Informe sobre la Riqueza en Asia-Pacífico es una ampliación regional del Informe sobre la Riqueza en el Mundo que presentan anualmente ambas firmas, y ofrece un análisis en profundidad del cambiante mercado de la gestión de patrimonios en Asia-Pacífico.

Según el informe, cinco de las diez poblaciones de particulares con grandes patrimonios que han experimentado un mayor crecimiento en el mundo se encuentran en la región de Asia-Pacífico, mientras que el número de estos particulares creció un 7,3% con respecto al año 2004, hasta alcanzar los 2,4 millones de personas en 2005. Por otro lado, el número de particulares con patrimonios muy elevados (UHNWIs por sus siglas en inglés) -personas con unos activos financieros netos superiores a 30 millones de dólares- creció un 12,1% hasta alcanzar los 15.600 individuos. La riqueza total de las personas con grandes patrimonios de Asia-Pacífico era de 7,6 billones de dólares en 2005, lo que supone un ritmo de crecimiento del 8% con respecto a 2004.

El comportamiento superior a la media de los motores económicos creadores de riqueza, incluyendo los catalizadores primarios del PIB y la capitalización bursátil, reforzaron la acumulación de riqueza en la región, según se desprende de las conclusiones del informe.

Según José María Ortega, Jefe del Sur de Europa de Merrill Lynch Banca Privada, “Las conclusiones del Informe sobre la Riqueza en Asia-Pacífico apoyan muchas de las cuestiones que defendemos desde hace tiempo para esta región del mundo. El futuro del sector de la gestión de patrimonios en Asia ofrece oportunidades apasionantes, ya que algunas de las economías de mayor crecimiento del mundo están en esa región”.

Si bien las tasas de crecimiento del PIB y la capitalización bursátil de Asia-Pacífico en 2005 reflejaron la tendencia mundial a la desaceleración después de la cima alcanzada en el año 2003, las economías de la región crecieron a una tasa más rápida que las de otras zonas del mundo. Los HNWIs de Asia-Pacífico siguieron beneficiándose de la sólida situación económica en 2005, incorporando nuevos inversores con patrimonios elevados a sus filas y ampliando su riqueza financiera.

El informe también revela que la riqueza se concentra en las bandas inferiores de HNWIs, mientras que el número de UHNWIs creció más en 2005 que el de personas con grandes patrimonios. Este mayor crecimiento de las bandas superiores indica que la riqueza se concentrará a medida que los mercados asiáticos sigan desarrollándose, una tendencia confirmada por los mercados más maduros.


Las diferencias definen el potencial del mercado

Según el Informe, cinco mercados de Asia-Pacífico se encuentran entre las diez poblaciones de HNWIs de mayor crecimiento en 2005. Corea del Sur, India e Indonesia fueron los tres países con mayor crecimiento del número de personas con grandes patrimonios del mundo, con avances del 21,3%, 19,3% y 14,7% respectivamente.

En Japón siguen estando más de la mitad de los HNWIs de la región, aunque sólo el 30% de los UHNWIs. Conjuntamente, China y Japón representan más del 65% de los 7,6 billones de dólares de riqueza financiera de la región.

Los niveles de saturación de HNWIs difieren según los mercados, lo que indica que existen distintos niveles de potencial de mercado. El Informe concluye que Hong Kong, Japón y Singapur superan los niveles medios de saturación del mercado, mientras que Indonesia, India y China se encuentran en los últimos lugares en cuanto a concentración de personas con grandes patrimonios. Los HNWIs de China y Hong Kong son los que tienen el mayor patrimonio medio.

Las asignaciones de activos siguen siendo diversificadas y conservadoras; no existe una gran exposición internacional.
Confirmando una tendencia observada en el Informe sobre la Riqueza en el Mundo del año 2006, los HNWIs de Asia-Pacífico mantenían unas asignaciones de activos diversificadas en 2005. Mostrando su preferencia por la renta variable y las inversiones alternativas, las personas con grandes patrimonios invirtieron casi la cuarta parte de sus carteras, el 24% y el 23% respectivamente, en cada una de estas clases de activos.

“Si bien muestran una preferencia por inversiones alternativas sofisticadas, los HNWIs de Asia-Pacífico intentaron compensar las inversiones de mayor riesgo manteniendo un porcentaje significativo de sus activos en clases más conservadoras”, explica Ortega.

Las asignaciones internacionales de los HNWIs de Asia-Pacífico exhibieron un enfoque más limitado que el de otras regiones.

De hecho, más de la mitad de los activos de los HNWIs se invirtió dentro de la región de Asia-Pacífico y más de la cuarta parte se asignó a Norteamérica, distribuyéndose el resto entre Europa, Latinoamérica y Oriente Medio.

Las distintas fases de desarrollo del mercado crean oportunidades para los proveedores de servicios de gestión de patrimonios.

El Informe clasifica cada mercado en una de las tres grandes categorías según la madurez de la gestión de patrimonios: Emergentes, En Desarrollo y Maduros.

China e India representan los mercados Emergentes de Asia-Pacífico ya que ofrecen una reserva de riqueza prácticamente sin explotar para las entidades de gestión de patrimonios. En la actualidad, los sectores ricos de estos dos mercados, si bien en rápido crecimiento, carecen de experiencia inversora. Los mercados de capitales subdesarrollados, los controles sobre el capital, la no convertibilidad de las divisas y los estrictos requisitos para la concesión de licencias crean un entorno espinoso para la inversión de la riqueza de los HNWIs que desean invertir y para los proveedores de servicios de gestión de patrimonios que contribuyen al proceso.

Según Andrés Guibert, Responsable del Sector Financiero de Capgemini Consulting en España, “Específicamente, existen dificultades para desarrollar estrategias de entrada, atraer clientes a los servicios de gestión de patrimonios y desarrollar la sofisticación de los inversores”.

Los mercados clasificados en el Informe como En Desarrollo son Indonesia, Corea del Sur y Taiwán. Estos mercados prosperaron antes que los Emergentes y ofrecen lecciones valiosas a las entidades de gestión de patrimonios que intentan acceder a los HNWIs Emergentes. Con unos mercados de capitales más avanzados, los clientes con grandes patrimonios han empezado a mostrar una mayor sofisticación en sus inversiones y una necesidad de soluciones de gestión de patrimonios más complejas. Algunos clientes han pasado a servicios más sofisticados, como fideicomisos, actividades filantrópicas y obtención de capitales. “Las entidades extranjeras tendrán más dificultades para entrar en estos mercados debido a que los bancos nacionales controlan a la mayor parte de los clientes con grandes patrimonios”, afirma Guibert.

Japón, Hong Kong y Singapur son los principales mercados Maduros de Asia-Pacífico. El mercado japonés de gestión de patrimonios se encuentra con una demanda sólida. Gracias a este aumento de la demanda de los clientes, existe una intensa competencia para encontrar asesores financieros experimentados, personal de formación y profesionales informáticos.

Hong Kong y Singapur son los mercados de gestión de patrimonios más avanzados de Asia-Pacífico y “el ámbito de influencia de ambos desborda ampliamente sus propias fronteras” explica Guibert. Si bien comparten características similares, la rivalidad competitiva alimenta el impulso de cada mercado para ser considerado el mejor. Singapur aspira a convertirse en la ‘Suiza de Asia-Pacífico’, un oasis para los HNWIs, mientras que hace tiempo que se considera a Hong Kong como la puerta para entrar en el mercado de las personas con grandes patrimonios de China.