El pago digital crece por primera vez un 10% a nivel mundial

| Press release
La demanda de soluciones digitales y el avance de las FinTech apremian la necesidad de la banca de configurar una cartera de productos y servicios electrónicos que vaya más allá de los medios de pago

Madrid, 26 de septiembre de 2016 – Las operaciones de pago digital[1] no dejan de crecer, según apunta del informe World Payments Report 2016 (WPR) publicado hoy por Capgemini, una de las principales firmas de consultoría, tecnología y outsourcing del mundo, y BNP Paribas, entidad bancaria internacional, reconocida en servicios de banca transaccional y gestión de tesorería. A tenor del análisis, el volumen de transacciones digitales a nivel mundial para el cómputo total de 2015[2] habría crecido un 10%, hasta alcanzar los 426.300 millones de operaciones, superando así el incremento récord del 8,9% registrado en 2014 (387.300 millones).

 

El aumento de las operaciones de pago digital viene impulsado principalmente por el fuerte crecimiento económico en los principales países emergentes[3], la mejora de las medidas de seguridad —como el EMV[4] y la biométrica— y las iniciativas públicas de fomento del pago electrónico en esos mercados dada la subida constante del coste del efectivo. Sin embargo, también este crecimiento llega por la demanda creciente de servicios digitales seguros y cómodos, proveniente sobre todo del cliente corporativo, que está empujando a la banca a acelerar la inversión y su colaboración con las FinTechs con el objetivo de reducir los tiempos de puesta en mercado de experiencias digitales diferenciadoras.

 

Los mercados emergentes crecieron a mayor velocidad, aunque los mercados maduros continúan representando el peso mayor

El pago digital creció en todas las regiones si bien el incremento más significativo en el volumen de operaciones de pago digital correspondió a los mercados emergentes —un 16,7%—, seguido del registrado en las economías maduras[5] —un 6%—, que siguen representando el 70,9% del volumen total mundial. Por primera vez, China adelantó a Reino Unido y Corea del Sur en número de transacciones en pago digital, colocándose el cuarto entre los diez primeros mercados, por detrás de EE.UU., la eurozona y Brasil.

 

El alza continuada de los pagos digitales ofrece a los bancos la oportunidad de dar estos servicios a sus clientes, al tiempo que las empresas clientes se benefician de cadenas de suministros financieros más eficientes. Las tarjetas continuaron como el instrumento de pago digital que mayor crecimiento experimenta desde 2010, frente a la sucesiva caída del uso del cheque. Los pagos inmediatos  tienen el potencial para impulsar las operaciones digitales como alternativa al uso del dinero en efectivo y cheques, lo que sugiere que es necesario ”educar” en su uso, ofrecer servicios de mayor valor añadido y actualizar la infraestructura de comercios y corporaciones.

Los bancos deben “pensar en digital” para mantener y ganar cuota en la banca transaccional

El informe WPR de Capgemni también analiza los retos y las oportunidades futuras de la banca transaccional. “Aunque en los últimos años los departamentos de tesorería no han modificado sus demanda fundamental de servicios —control, transparencia, gestión de riesgos—, las empresas en general sí están incrementando sus expectativas de la relación con sus entidades financieras en lo que se refiere a digitalización de los procesos de apoyo, como la gestión de cuentas, la analítica de datos, el control de cumplimiento y la detección y prevención de fraudes”, explicó Jean-Francois Denis, Deputy Global Head of Cash Management de BNP Paribas. “Esta demanda apremia a la banca a acelerar su transformación digital y adoptar un enfoque más colaborativo”.

Además, el informe apunta que a este escenario hay que sumar la presión ejerce sobre los ingresos de la banca transaccional la diversidad de retos externos e internos; como la reducción de los ingresos por comisiones y por intereses, la presión sobre las comisiones por servicios de cambio de divisas y la proliferación de las FinTechs. A través de tecnología avanzada, estas figuras entrantes están ofreciendo una mejor experiencia al cliente y conduciendo la transformación de sus expectativas .

Las FinTechs, así como los Laboratorios de Innovación que se están creando en la banca, están estableciendo nuevos precedentes en la concepción de experiencias de cliente superiores”, comentó Anirban Bose, Head of Bamking and Capital Markets de Capgemini. “Ahora, la clave reside en el mix de alianzas y colaboraciones que se pueden establecer para crear los servicios digitales más innovadores en los momentos clave de interacción con el cliente durante su experiencia digital”.

Algunos bancos ya están adoptando un enfoque que prioriza “lo digital”. Según el estudio, el 79% de directivos de banca ven a las FinTechs como posibles colaboradores. Del informe también se desprende que los bancos podrían tener más oportunidades de impulsar la innovación en el servicio de banca transaccional si dan acceso a sus propios sistemas mediante las interfaces abiertas de programación de aplicaciones (API),  aprovechando también los requisitos de la Directiva II sobre servicios de pago II (DSP II)[6].

Continúa la presión reguladora a los bancos

Las múltiples iniciativas reguladoras hacen más complejo a los bancos el cumplimiento del marco regulador general. En este sentido, el informe recoge dos cuestiones fundamentales que están empezando a impactar al cumplimiento de la regulación  de los medios de pago. Por un lado, el uso cada vez mayor de la tecnología, y por el otro, el papel facilitador que están adoptando algunos reguladores para que las entidades puedan acelerar sus tiempos de innovación en un entorno “seguro”, como el plan impulsado por la Autoridad británica de Conducta Financiera (FCA por sus siglas en inglés) que ha introducido el concepto de Regulatory Sandbox (espacios seguros para realizar pruebas de servicios y productos), y el Singularity Innovation Hub en Países Bajos.

El World Payments Report 2016 (WPR) de Capgemini, bajo la nueva colaboración con BNP, está orientado a los bancos y sus clientes corporativos. El WPR, de carácter anual, es una importante fuente de datos, tendencias y análisis en el ámbito de los medios de pago no monetarios regionales e internacionales, así como de las principales iniciativas reguladoras y de la industria (KRII) que los regulan. El estudio explora la forma en que la innovación digital está calando en las organizaciones y sus consecuencias para bancos y empresas.

 

Para más información, consulte www.worldpaymentsreport.com.

Acerca de Capgemini

Con más de 180.000 empleados repartidos en más de 40 países, Capgemini es un líder mundial en consultoría, tecnología y outsourcing. En 2015, Capgemini alcanzó unos ingresos de 11.900 millones de euros a nivel mundial. En colaboración con sus clientes, Capgemini crea y proporciona las soluciones tecnológicas, digitales y de negocio que mejor responden a sus necesidades y que les permiten ser innovadores y competitivos. Siendo una organización profundamente multicultural, Capgemini ha desarrollado su propia forma de trabajar, la Collaborative Business ExperienceTM, basada en su modelo de producción Rightshore®

La unidad de Servicios Financieros de Capgemini ayuda a los bancos, firmas del mercado de capitales y aseguradoras a hacer frente a las disrupciones del sector con negocios innovadores y soluciones que crean valor tangible. El equipo de 45.000 profesionales de esta unidad de servicios financieros trabaja en diferentes países, dominios y tecnologías para ofrecer las mejores soluciones a la medida de sus clientes. Capgemini Financial Services aporta su reconocido conocimiento del sector financiero, liderando el análisis del mercado y a través de más de 25 años de excelencia en el servicio a sus clientes.

Para más información www.capgemini.com/bankingwww.capgemini.com/financialservices.

Rightshore® es una marca registrada perteneciente a Capgemini

 

Acerca de BNP Paribas

BNP Paribas tiene presencia en 75 países, con más de 185.000 empleados, de los cuales 145.000 trabajan en Europa. Destaca en dos áreas: Banca y Servicios Minoristas (formada por Mercados Internos y Servicios Financieros Internacionales) y Banca Corporativa e Institucional. En Europa, el grupo cuenta con cuatro mercados nacionales (Bélgica, Francia, Italia y Luxemburgo) y BNP Paribas Personal Finance, que es líder en préstamos personales. BNP Paribas está extendiendo su modelo de banca minorista a los países de la cuenca mediterránea, Turquía, Europa del Este y una importante red en la región occidental de Estados Unidos. En sus actividades de Banca Corporativa e Institucional y de Servicios Financieros Internacionales, BNP Paribas ocupa también algunos de los puestos más altos en Europa, además de tener una fuerte presencia en todo el continente americano y un negocio sólido y de rápido crecimiento en la región de Asia-Pacífico.

 

Acerca del área de Gestión de Tesorería de BNP Paribas

BNP Paribas ofrece servicios de gestión de tesorería a más de 40.000 empresas de todo el mundo. Con su presencial local en todos los continentes, BNP Paribas está al lado de las empresas de los cinco continentes. Su comunidad de 2.500 profesionales especializados en Gestión de Tesorería operan en toda la red internacional de BNP Paribas, repartidos en 208 centros de negocio de 55 países y trabajando con más de 130 divisas. BNP Paribas ha sido clasificado como entidad de primer nivel en banca de finanzas comerciales y en banca de gestión de tesorería para el mercado de grandes empresas europeas por la última encuesta anual de Greenwich Associates.

 

Más información sobre nosotros en www.cashmanagement.bnpparibas.com