El volumen de pagos globales en no efectivo está previsto que alcance 333.000 millones de transacciones

| Press release
El fuerte crecimiento de las transacciones no monetarias muestra señales de recuperación a dos velocidades en el sector global de pagos
Madrid, 16 de septiembre de 2013 - Se espera que los volúmenes globales de pago por medios distintos al efectivo alcancen las 333.000 millones de transacciones en 2012 después del crecimiento de un 8,8 por ciento en 2011, según los últimos datos disponibles del World Payments Report 2013[1], publicado por Capgemini y RBS. El crecimiento en 2012 se estima que sea de un 8,5 por ciento.
 
Europa Central, Oriente Medio, África (CEMEA) y los países emergentes de Asia lideran estos datos con un crecimiento en el volumen de transacciones de más del 20 por ciento, mientras que América Latina registró un crecimiento del 14,4 por ciento. El crecimiento de estas economías emergentes superó a la de los mercados desarrollados de América del Norte, Europa y la parte madura de Asia[2] que registraron tasas de crecimiento de un solo dígito, aunque los mercados maduros siguen representando más de dos tercios de los volúmenes globales de transacciones no monetarias con un 76,9 por ciento de la cuota.

Las previsiones indican sin embargo que, para que el crecimiento de todas las economías emergentes de Asia y América Latina supere a los mercados maduros en los volúmenes de transacciones, se tardará todavía al menos diez años.
 
"El continuo aumento de los pagos distintos al efectivo es una muestra de las vidas interconectadas que vivimos hoy en día. Con estimaciones que muestran un crecimiento de las operaciones de pagos distintos del efectivo de 8,5 por ciento en 2012, lo que supone casi un 47 transacciones al año por cada hombre, mujer y niño en el planeta. En los mercados en desarrollo, los pagos por móvil están dando acceso a más personas a las transacciones financieras, mientras que la innovación centrada en el cliente ha ayudado a las tarjetas de prepago y a los pagos virtuales a ganar peso en los mercados más desarrollados", según Kevin Brown, Director General, Director de Global Transaction Services, RBS Banca Internacional.
 
Las tarjetas de débito y de crédito siguen liderando los pagos electrónicos y  por móviles
Las tarjetas de débito y de crédito siguen siendo los instrumentos de pago distintos a los de efectivo más populares, por delante de los e-pagos y m-pago 1]. El uso de tarjetas de débito creció un 15,8 por ciento (hasta los 124.000 millones de transacciones) a nivel mundial durante el 2011[2] y el de las tarjetas de crédito creció un 12,3 por ciento (hasta los 57.000 millones de transacciones). Las estimaciones de la industria sugieren que los pagos electrónicos y por móvil crecerán un 18,1 por ciento y un 58,5 por ciento, respectivamente, a lo largo del año 2014. Se espera que los pagos electrónicos alcancen un total de 34.800 millones de transacciones en 2014, junto con 28.900 millones de transacciones de pagos con móviles en el mismo año. Sin embargo, el Informe Mundial de Pagos 2013 plantea algunas cuestiones importantes acerca de la veracidad de estas estimaciones.
 
¿Un “Agujero negro” estadístico?
Evaluando los métodos de pago no monetarios, como los electrónicos y los pagos a través de móvil, tarjetas de prepago y moneda virtual (que ofrecen los bancos y entidades no bancarias) y los crecientes volúmenes de transacciones en regiones como África, el Informe Mundial de Pagos ha descubierto un importante “agujero negro” estadístico debido a la incoherencia del reporting de pagos. Esta  inconsistencia emerge a medida que las nuevas regiones se vuelven más activas y las entidades no bancarias tienen una participación cada vez mayor en el mercado a través de métodos de pago electrónicos y por móvil. El análisis del informe sugiere que las estimaciones del sector de pagos por móvil podrían estar infladas de forma optimista por un factor de hasta un 50 por ciento, planteando la cuestión de si se necesita una recogida fiable y centralizada de datos. El informe pide una mayor responsabilidad estadística en el sector e insta a los reguladores a facilitar esta acción.
Una mejora en la recopilación de los datos estadísticos ayudaría a los procesadores de servicios de pagos (PSPs) a tomar decisiones de inversión más fundamentadas, así como a combatir el riesgo futuro del mercado.
 
"Reducir los riesgos de mercado y la complejidad regulatoria continúa siendo un desafío para los bancos y otros PSPs (Procesadores de Servicios de Pagos), sobre todo mientras que las regulaciones proliferan y la superposición entre iniciativas individuales sigue aumentando", según Jorge Sobrino, Director General de Servicios Financieros de Capgemini. "Los PSPs pueden ‘agrupar' cómo implementan iniciativas de regulación individuales[3] que tengan en cuenta los efectos en cascada sobre áreas geográficas y los efectos complementarios de refuerzo y los de la competencia." En América del Norte, la mayor parte de la nueva normativa se centra en la transparencia y la comodidad del cliente. En Asia-Pacífico, el enfoque normativo se hace en la estandarización y en atraer nuevos participantes al sistema financiero. Mientras que en Europa, la normativa SEPA[4] domina el paisaje y las regulaciones se centran en el aumento de la competencia y en la mejora de la transparencia.
 
Conduciendo la fragmentación y la innovación en el espacio de la adquisición de pagos
La adquisición de pagos[5] se ha convertido en el área con mayor potencial para la innovación centrada en el cliente. Entre los conductores para la innovación en la adquisición de pagos para los PSPs se incluyen: el deseo de proximidad a los clientes, la necesidad de satisfacer nuevas y cambiantes demandas y la fragmentación de la cadena de valor. A través de la innovación en la adquisición de  pagos, los PSPs pueden ofrecer, tanto a clientes minoristas como a clientes corporativos, opciones entre instrumentos, ubicación, canales y divisas cuya demanda continúa incrementándose. La innovación está evolucionando en la adquisición “costumer to business” (C2B) hacia pagos de "cualquier manera", "en cualquier lugar", y "en cualquier momento" que se pueden encontrar en varios modelos alternativos desde PayPal (la aplicación Order Ahead de Jamba Juice) y WorldPay (que acepta múltiples métodos). En la adquisición “business-to-business” (B2B), la innovación se ve en SWIFT (3s Key security solution) y ErsteConfirming (solución de cadena de provisión).
 
"Tanto los proveedores de pagos nuevos como los preexistentes reconocen que no todos los actores tienen que ofrecer servicios end-to-end y se centran en las cuatro ‘Áreas importantes de la Innovación’ servicios de origen, de aceptación y captura, de seguridad y fraude, y de valor añadido" según Jorge Sobrino. "Al elegir uno o más de estos aspectos, los proveedores de pagos tienen la oportunidad de diferenciarse y satisfacer las nuevas y cambiantes necesidades de ambos clientes minoristas y negocios".
 
El informe concluye que la trayectoria de cambio en la adquisición de pagos es demasiado escarpada para que los PSPs se queden quietos. Las estrategias se deben revisar y reformar para que los PSPs permanezcan en el juego y se beneficien de los cambios que la innovación traerá consigo.
  
El informe está disponible para su descarga en www.worldpaymentsreport.com