El precio de los servicios bancarios en España es un 62 % más barato que la media de los paises occidentales

| Press release
Según el reciente estudio publicado por EFMA y Capgemini desarrollado durante nueve meses en once países, el precio en los servicios básicos presenta grandes variaciones incluso entre países vecinos y con economías similares.

El reciente informe World Retail Banking Report 2004 revela los resultados de un estudio realizado durante nueve meses en 11 países occidentales, en el que por primera vez se comparan los precios que cobran los bancos por sus productos básicos como cuentas corrientes, retirada de efectivo o transferencias.

El informe, realizado por la consultora Capgemini en colaboración con EFMA (European Financial Management & Marketing Association), ofrece una perspectiva del cliente en la comparación de los distintos modelos de precios aplicados por 75 entidades bancarias en Europa y Norteamérica.

Según los datos del estudio, el precio medio anual que paga un cliente por los productos y servicios bancarios básicos que recibe es de 167 euros. El país con la media más alta es Italia, con 501 euros, y el más barato es Holanda, con 31 euros. En España los clientes bancarios pagan una media de 104 euros.

Dentro de España se han analizado nueve entidades y los precios oscilan desde los 157 euros de media anual en el cargo máximo a los 60 euros anuales de media que cobra la entidad más barata

.

La variación de los precios entre los distintos países no depende, según el estudio, de la eficiencia. Países con costes de transformación elevados no tienen necesariamente precios más altos y viceversa. Tampoco se ha encontrado relación aparente entre los márgenes de tipos de interés ni entre los principales indicadores macroeconómicos y los precios que se aplican en un país concreto.

El informe destaca que el precio de los productos y servicios básicos se ha ido fijando con el paso de los años y que es el resultado de la combinación de dos factores fundamentales:

· De un lado, el delicado equilibrio entre los esfuerzos del regulador por asegurar la estabilidad del sistema y la presión a la baja por parte de las asociaciones de consumidores y

· De otro lado, la determinación de los bancos por encauzar a los clientes hacia canales y productos más eficientes en coste


Según el estudio, la mayoría de las entidades analizadas definen sus precios según cuatro modelos básicos de precios: basado en la cuenta, en la transacción, en un paquete o en ingresos indirectos.

“Esta es una primera pincelada de cómo están las cosas hoy”, asegura Helena Tejero, Vice President del Sector Financiero de Capgemini. “Considerando las fuerzas del mercado así como los cambios regulatorios en marcha, junto con el incremento de la globalización en la propiedad de los bancos y con la oferta universal que demandan los clientes veremos un mercado muy diferente en pocos años”.

“El momento es de cambio,” según Patrick Desmarès, Director Ejecutivo de EFMA. “Es sólo cuestión de tiempo antes de que nuestras instituciones miembro aborden una estrategia de precios global e integrada”.

Metodología

El estudio compara país por país los precios estándar para productos y servicios bancarios básicos para clientes. El estudio fue realizado durante nueve meses en 75 bancos de Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

El indice de precios está basado en las necesidades del día a día de los clientes: dministración de cuentas, medios de pago, uso de efectivo y comisiones de descubierto. Para cada banco en un país concreto se han recogido los precios estándar por productos y servicios. Se realizaron tablas por cada país reflejando la situación local. Cada equipo analizó entonces los precios presentados por las principales entidades para realizar un índice de precios común.

La última fase consistió en entrevistas con expertos bancarios y economistas que validaron los resultados y contribuyeron con sus comentarios sobre la situación del mercado.