El perfil del trabajador con discapacidad es hombre entre 26 y 35 años, con discapacidad física, Formación Profesional y un contrato temporal como operario

| Press release
Según el el informe El Perfil del Trabajador con Discapacidad 2012 realizado por Capgemini y la Fundación Adecco

El próximo lunes, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, un grupo que ha dado importantes pasos en su integración durante los últimos años, pero que aún sigue estando lejos de alcanzar la plena igualdad.

En este contexto, Capgemini y la Fundación Adecco han realizado el informe El Perfil del Trabajador con Discapacidad 2012, con el objetivo de analizar la situación laboral de este sector de la población y contribuir a su plena integración mediante la reflexión y el análisis. Los datos de este informe han sido extraídos, principalmente, de dos fuentes: las cifras de contratación registradas por la Fundación Adecco y una encuesta realizada a 120 responsables de RRHH en materia de discapacidad.

A pesar de que no existen cifras recientes sobre el empleo de las personas con discapacidad, es sabido que su tasa de paro es muy superior a la del resto de la población. Algunas fuentes como la Fundación La Caixa indican que su ratio de desempleo duplica al general. Así, en 2011 las personas con discapacidad en paro representaron un 40%, en un momento en el que la cifra general era del 21,5%.

Tomando como referencia este axioma, si el ratio de desempleo actual se sitúa en el 25%, el de las personas con discapacidad alcanzaría el 50%, una cifra que preocupa y que debe incentivar el impulso de políticas que garanticen la participación del colectivo en el mercado laboral. Por otra parte, la tasa de actividad de las personas con discapacidad es muy inferior a la de los demás. Así, a finales de 2010 se situó en un 36,2% frente al 75,9% registrado en el conjunto de la población, según el avance de resultados de la Encuesta de Población Activa y de la Base Estatal de Personas con Discapacidad 2010 y 2009 del INE. Ello quiere decir que un 63,8% de dos las personas con discapacidad ni tiene trabajo ni lo busca, debido, probablemente, a una mayor desconfianza a la hora de afrontar su acceso al mercado laboral.

Según Jesús Garre, consejero delegado de Capgemini España: “la empresa debe ser un ejemplo para la sociedad y parecerse a ella. La sociedad es diversa y por tanto las organizaciones también tienen que serlo, integrando a personas con discapacidad que son parte inherente de nuestro entorno. Para avanzar hacia su plena integración es necesario impulsar la sensibilización en el corazón de las empresas para que no se conviertan en víctimas dobles de la crisis. De este propósito nace este informe que hemos realizado en colaboración con la Fundación Adecco”.

Por su parte, Jose María Echevarría, presidente de la Fundación Adecco comenta que: “en los últimos años, hemos asistido a un importante avance en materia de integración social y laboral de las personas con discapacidad, pero aún queda un importante camino por recorrer para alcanzar su plena integración. Hay que trabajar por derribar anacrónicos estereotipos y prejuicios que aún están asentados en nuestra sociedad e igualar su tasa de actividad y de paro con las del resto de la población: sólo entonces podremos hablar de normalización y de integración real”.