La seguridad de las reservas de electricidad y gas es una de las principales preocupaciones para las utilities europeas

| Press release
Mientras que la desregulación inició la competencia basada en precio y, por lo tanto, daba lugar a reducciones en precio, los mercados están evolucionando hacia un punto dónde son las fuerzas de oferta y demanda las que están comenzando a establecer precios.

Según las últimas cifras del Observatorio de la Liberalización de los Mercados Europeos de Energía de Capgemini¹, los fundamentos del mercado, particularmente el equilibrio entre oferta y demanda, están ejerciendo una influencia más fuerte sobre los precios en algunos mercados. Mientras que la desregulación inició la competencia basada en precio y, por lo tanto, daba lugar a reducciones en precio, los mercados están evolucionando hacia un punto dónde son las fuerzas de oferta y demanda las que están comenzando a establecer precios.

La creciente competencia del mercado de Utilities Europeo la desencadenaron las subastas de las plantas de energía virtual, los programas de liberación del gas y la continúa actividad en fusiones y adquisiciones. Esta actividad permitió a las utilities ya existentes obtener acceso a los activos físicos, desarrollar una presencia regional y ofertas duales de gas y electricidad.

El progreso sustancial de la desregulación del mercado de utilities en 2004 puede verse desde dos frentes: la completa apertura de los mercados no-residenciales y la separación de la distribución de utilities. Pero, a pesar de este progreso, la seguridad de las existencias continúa siendo una seria preocupación para las utilities y los reguladores. Los gobiernos y las compañías de utilities han lanzado algunas iniciativas para incrementar la capacidad de la infraestructura, dignos de mención son la construcción de reactores nucleares en Finlandia y Francia y las nuevas inversiones en proyectos de infraestructura de gas en el Reino Unido.

Colette Lewiner, Vicepresident Senior y líder global de Energía y Utilities de Capgemini explica que: “Los márgenes reales de capacidad de generación se mantienen ajustados en varios países, incluyendo a las nuevas incorporaciones de la Unión Europea. Se tomaron varias iniciativas para incrementar las capacidades transfronterizas y los intercambios en Europa. Sin embargo, los niveles de intercambio eléctrico son demasiado modestos como para reducir significativamente la amenaza de nuevos apagones en los próximos años”.

“Los precios al por mayor de la electricidad eran cada vez más volátiles y sujetos a puntas de precios altos relacionados con eventos tales como condiciones de tiempo variable, cortes en las plantas principales de energía o congestión en la línea de transmisión. Como consecuencia la seguridad de las existencias de electricidad y gas en los próximos años se está convirtiendo en una importante preocupación que merece un tratamiento apropiado”.

Carlos Sirera, Vicepresident de Energía y Utilities de Capgemini España, asegura que “queda mucho por hacer para definir cómo se van a controlar/observar los mercados liberalizados, y cómo mejorar los incentivos de capacidad adicional para que se alcancen los márgenes requeridos. Se está trabajando en este área al completo, pero los problemas son muy corrientes para inversión en generación y en la importación de gas e instalaciones para almacenamiento.”

El informe de Capgemini también encontró que ha habido un crecimiento notable en la generación renovable, desde que se publicó el último Observatorio de Capgemini, principalmente de la energía eólica y particularmente en España y Dinamarca. La expansión en otros países es más modesta, pero las aplicaciones planificadas indican que deberíamos ver un crecimiento substancial en otros países como el Reino Unido.

El movimiento hacia las fuentes de energía “limpias” será impulsado por la introducción el 1 de Enero de 2005 del Plan de Comercialización de las Emisiones de Carbón. Esto tendrá un impacto más sustancial en las Utilities que los actuales certificados verdes de comercio. Pero, aunque se han establecido los Planes iniciales de Reparto Nacional, no se espera que estos, inicialmente, sean muy exigentes con los sitios afectados. Inicialmente, se espera que los volúmenes de intercambio sean bajos pero que crezcan con la expansión del Plan y las reducciones de las asignaciones.

Otros resultados clave incluyen:

Interconector de actividad: aunque no ha habido una actividad importante durante este año la fotografía está cambiando rápidamente. Hay algunas iniciativas en curso para establecer nuevos interconectores o crear capacidad adicional en los ya existentes.

Mercados al por mayor: el número de mercados al por mayor ha crecido rápidamente y ahora hay 11 intercambios regulados de energía en Europa. Sin embargo, el problema real es que los mercados al por mayor afrontan una falta de liquidez. Intercambios más líquidos permitirían un verdadero mercado Europeo de electricidad.

Cambios de proveedor: la competencia está progresando en todos los países y después de Julio de 2004, todos los miembros de Unión Europea han abierto su mercado de I&C a la competencia. Los ratios de intercambio de clientes evolucionan siguiendo las fases de la liberalización: cuando la competencia comienza a desarrollarse, el conocimiento del consumidor crece y los ratios de movilidad se incrementan, podrían caer según maduren los mercados. Normalmente, los factores de movilidad aumentan como respuesta a subidas de precios.

¹ El Observatorio de la Liberalización de los mercados europeos de energía de Capgemini (EEMDO) es un informe anual que hace un seguimiento del progreso de la liberalización en diferentes países e informa de los indicadores seleccionados que proporcionan la evidencia de cómo están funcionando las industrias de energía utilities. El informe está basado en información recopilada a partir del invierno 2003/2004.