Las Utilities tienen la oportunidad de adaptarse al nuevo contexto energético y aumentar la competitividad aprovechando la transformación digital

| Press release
Madrid, 3 de noviembre de 2015 - Capgemini, uno de los principales proveedores de servicios de consultoría, tecnología y outsourcing, en colaboración con el equipo de investigación global de Natixis, I4CE – Institute for Climate Economics y CMS bureau Francis Lefebvre, han publicado hoy la XVII edición del Observatorio Europeo de los Mercados de la Energía (EEMO). El estudio muestra que en 2015, como en 2014, los mercados Europeos de electricidad y gas continúan siendo muy inestables y que, a pesar del fortalecimiento de la Europa de la Energía anunciado a principios de 2015, las medidas que se implementarán para restablecer un mercado consistente y mejorar la garantía de suministro, no son lo suficientemente rápidas ni tangibles. En este contexto pesimista, las Utilities deben continuar avanzando para recoger los beneficios de la transformación digital. Además, en la víspera de la COP21, el Observatorio celebra las iniciativas de los Estados Unidos, China y Europa, pero llama la atención de los participantes sobre el contexto actual creado por el bajo precio de los hidrocarburos.

Del Observatorio de este año se pueden extraer tres conclusiones principales:

  1. Transición energética y transformación digital: dos cambios que se benefician mutuamente de una manera positiva

En Europa, mientras las Utilies necesitan mejorar su productividad, se enfrentan a una transición que impacta fuertemente sobre su modelo de negocio. Perry Stoneman, Responsable Global del sector Utilities en Capgemini asegura que, "en este doble contexto, es imperativo que las Utilities implementen su transformación digital de forma integral y rápida, ya que esto les permitirá adaptarse a la situación de los nuevos mercados y ganar productividad. La coincidencia de estas dos mutaciones ofrece a las Utilities una oportunidad real de transformarse en empresas de servicios y deben aprovecharla rápido".

El Observatorio se hace eco de los múltiples cambios en los modelos de negocio provocados por esta transición energética, tales como la generación distribuida, la compleja gestión de la red eléctrica con una participación cada vez mayor de las energías renovables (redes inteligentes), gestión[1] de la demanda, “prosumers[2]”, medidores inteligentes que mejoran el conocimiento del cliente por parte de los operadores (minería de datos), nuevas relaciones con el cliente,  Internet de las Cosas, etc.

Estos cambios coinciden con  mercados mayoristas[3] de electricidad y gas en depresión y con una drástica caída en los precios del petróleo que acentúa la caída de los precios de la energía.

Por último, tal como destaca el equipo de Utilities de Investigación de Mercados Globales en Natixis, "la situación financiera de las Utilities sigue siendo difícil y el comportamiento de sus acciones es pobre. Una parte de los operadores Europeos de la electricidad se han visto fuertemente impactados  por la tendencia bajista de los precios mayoristas. En este contexto, en los últimos años, las Utilities europeas han adoptado diversas iniciativas  para fortalecer sus balances,  como la venta de activos y la emisión de deuda híbrida. Sin embargo, a pesar de estas iniciativas, sus niveles de endeudamiento siguen siendo elevados”.

2. Es poco probable que la COP21 establezca a tiempo medidas oportunas y de calado suficiente para limitar el aumento de la temperatura global en 2°C. Por lo tanto, es crítico que, además de los esfuerzos para mitigar  las emisiones de gases invernadero, se tomen y financien medidas  para limitar los efectos del calentamiento global sobre la población e infraestructuras.

La COP21 tendrá lugar en un contexto desfavorable a corto plazo: los precios de los hidrocarburos son bajos y el  retorno de las inversiones de tecnologías de sustitución de  hidrocarburos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, son insuficientes. Con el final programado de los incentivos (feed-in tariffs) , la disminución de estos precios también tendrá un impacto en la velocidad de desarrollo de las renovables ya que sus precios estarán cada vez más vinculados a los precios del mercado mayorista.

En vísperas de la COP21, el Observatorio destaca el progreso de los principales emisores de CO2. En Estados Unidos, el presidente Obama se ha comprometido a reducir en un 26-28% las emisiones de CO2 del país para 2025 (respecto a las de 2005), y está tratando de imponer una regulación más estricta a las centrales de carbón. En China, el primer ministro Li Keqiang se ha comprometido a reducir la cantidad de carbono por unidad del PIB del país entre un 60 - 65% para  2030 (respecto a  2005).

El Observatorio también señala que Europa es, en cierto modo, el "buen estudiante de la clase". Sin embargo, se debe establecer cierta coherencia entre las diversas medidas adoptadas para reducir las emisiones de CO2 (por ejemplo, ETS[4],  energías renovables, eficiencia energética, CCS[5]) ya que estas medidas generan  costes muy diferentes y dan señales inconsistentes al mercado.

3.     Los mercados Europeos de energía siguen siendo muy inestables

Hay varios factores que afectan a los mercados europeos de la energía. Los precios del mercado mayorista de la electricidad son bajos (menos de 40€ / MWh en H1 2015, frente a 2014), mientras que los precios minoristas están aumentando (+ 2,9% entre 2014 y H2 2013). Además, en algunos países europeos existen riesgos a la garantía de suministro de gas y electricidad, debido al contexto de la tensa relación con Rusia. Por último, las inversiones a largo plazo en capacidades de generación programables son escasas, ya que deberían alcanzar  los 1,1 billones de euros para el año 2025 en infraestructuras de gas y electricidad, incluyendo 500.000 millones de euros en generación.

 “A pesar de la importancia del análisis, el anuncio de la Unión Energía a principios de 2015 no aporta medidas  de suficiente calado ni lo suficientemente rápidas para restablecer un mercado consistente y mejorar la garantía de suministro", explica Colette Lewiner, experta mundial de Energía y Utilities de Capgemini. "Una recuperación consistente del mercado implicaría: (i) la aceleración de la reforma del mercado ETS de la UE con la implantación, antes del final de la década, de la Reserva de Estabilidad del Mercado adoptada por la Unión Europea[6] y la introducción de un organismo central regulador para este mercado, (ii) la aplicación obligatoria de las nuevas normas y estándares de eficiencia energética para los edificios y (iii) para todas las energías renovables intermitentes (especialmente solar y eólica), un cese rápido de incentivos (feed-in tariffs) y su sustitución por precios de venta vinculados al mercado”.

Para mejorar la garantía de suministro de energía el Observatorio hace cuatro recomendaciones

(i)  Implementar de forma más rápida y consistente los mecanismos de retribución de la capacidad

(ii) Continuar la exploración de gas de esquisto (shale gas), que es una fuente de gas de uso doméstico

(iii)Estudiar y financiar la implementación de una red más inteligente de alta tensión verdaderamente unificada,

(iv)Asignar más recursos para la investigación y el desarrollo de soluciones de almacenamiento eléctrico competitivas.

 

El Observatorio Europeo de los Mercados de Energía es una publicación anual de Capgemini que mide el progreso en el establecimiento de un mercado abierto y competitivo en los 28 países de la Unión Europea, (más Noruega y Suiza) así como los avances para alcanzar los objetivos 3x20 de cambio climático de la UE. El informe estudia todos los segmentos de la cadena de valor y analiza los temas de energía de vanguardia para identificar las principales tendencias en los sectores electricidad y gas. La XVII edición se fundamenta principalmente en fuentes de datos públicas y se basa en los datos de 2014 y del invierno 2014/2015.

El análisis ha sido realizado por un equipo de consultores y expertos regionales de Capgemini Consulting, la unidad de consultoría estratégica y transformación del Grupo Capgemini. Su profundo conocimiento combinado con noticias del sector proporciona un análisis profundo que se enriquece con la experiencia de nuestros partners: Natixis, I4CE – Instituto para la Economía del Clima, CMS Bureau Francis Lefebvre y VaasaETT.

 

Acerca de Capgemini

Con 180.000 empleados presentes en más de 40 países, Capgemini es uno de los principales líderes en servicios de consultoría, tecnología y outsourcing del mundo. El Grupo Capgemini alcanzó unos ingresos globales de 10.573 millones de euros en 2014. Capgemini, en colaboración con sus clientes, crea y proporciona las soluciones tecnológicas, digitales y de negocio que mejor se ajustan a sus necesidades y que les permiten alcanzar innovación y competitividad. Siendo una organización profundamente multicultural, Capgemini ha desarrollado su propia forma de trabajar, la Collaborative Business ExperienceTM, basada en su modelo de producción Rightshore®

 

Para más información:  www.es.capgemini.com.