Los grandes patrimonios aumentan en España un 12,5% en 2009

| Press release
14º Informe anual sobre la riqueza en el mundo de Merrill Lynch Global Wealth Management y Capgemini

Según el 14º Informe sobre la Riqueza en el Mundo, publicado hoy por Merrill Lynch Global Wealth Management y Capgemini, el número de particulares con patrimonios elevados (HNWIs) -personas con unos activos de inversión mínimos de 1 millón de dólares excluyendo primera vivienda y consumibles- creció en España un 12,5% en 2009, hasta alcanzar las 143.000 personas desde las 127.100 del año anterior. Con estas cifras, España registra el mismo crecimiento de la media europea y se mantiene en la duodécima posición del ranking global de los países del mundo con mayor número de grandes patrimonios.

A pesar de la debilidad de la economía mundial, el número de particulares con patrimonios elevados del mundo se recuperó y alcanzó los 10 millones en 2009, mientras su riqueza aumentó un 18,9% hasta los 39 billones de dólares.

Por otro lado, la riqueza de los patrimonios muy elevados (ultra-HNWIs) -personas con unos activos de inversión mínimos de 30 millones de dólares excluyendo primera vivienda y consumibles- creció un 21,5% en 2009.

Las cifras indican que la recuperación de la riqueza en 2009 ha estado cerca de compensar las pérdidas de 2008, acercándose de nuevo a los niveles récord de 2007.

“Los últimos años han sido determinantes para los inversores con grandes patrimonios. Si bien en 2008 la riqueza de los HNWIs registró una contracción sin precedentes, un año más tarde observamos señales claras de recuperación y, en algunas regiones, un regreso a los niveles de riqueza y crecimiento de 2007”, afirma Lucía Granda, responsable de Merrill Lynch Wealth Management para España y Portugal.

“Los mercados emergentes continuarán impulsando el rebote – especialmente India y China y Brasil”, comenta Jorge Sobrino, vicepresidente y responsable de Servicios Financieros de Capgemini. “De hecho, Asia-Pacífico fue la única región en la que los indicadores macroeconómicos y de mercado de la riqueza se desarrollaron sustancialmente en 2009.”

Aunque la recuperación global de los grandes patrimonios fue, en general, más significativa en los países en vías de desarrollo, la mayor parte de la población y la riqueza de los particulares con grandes patrimonios sigue concentrada en EE.UU., Japón y Alemania, que conjuntamente representan un 53,5% de la población mundial de grandes patrimonios en 2009, ligeramente por debajo del 54% de 2008. Norteamérica sigue siendo la región con mayor número de grandes patrimonios con 3,1 millones de HNWIs, lo que representa el 31% de la población mundial de grandes patrimonios.

Los grandes patrimonios de Asia-Pacífico, especialmente castigados en 2008, lideraron la recuperación en 2009

El número de particulares con grandes patrimonios de Asia-Pacífico rebotó en 2009 hasta los 3 millones, e igualó al de Europa por primera vez en la historia, tras sufrir una caída de un 14,2% en 2008, hasta los 2,4 millones. Su riqueza también se disparó en 2009 un 30,9% hasta los 9,7 billones de dólares, compensando así las pérdidas de 2008 y superando el patrimonio en manos de los HNWIs europeos de 9,5 billones de dólares. Este cambio en la clasificación se debió a que el incremento del número de grandes patrimonios europeos, aunque sustancial, fue inferior al de Asia-Pacífico, debido al crecimiento de los indicadores de riqueza, tanto económicos como de mercado. Hong Kong e India lideraron el crecimiento en Asia-Pacífico tras experimentar descensos importantes en su número de HNWIs y su riqueza en 2008.

Asia-Pacífico y los países BRIC serán probablemente los países con mayor crecimiento del número de grandes patrimonios

En los próximos años, esperamos que los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) vuelvan a ser los países con mayor crecimiento de los HNWIs en sus respectivas regiones. En Asia-Pacífico, China e India continuarán a la cabeza; su expansión económica y el crecimiento del número de grandes patrimonios probablemente continuarán superando a los de las economías más desarrolladas. Como consecuencia, el crecimiento de los HNWIs en Asia-Pacífico probablemente sea el más rápido del mundo. De igual modo, esperamos que Brasil siga siendo un motor de crecimiento en Latinoamérica y Rusia siga manteniendo su fortaleza gracias a su riqueza en materias primas.

Los HNWIs regresaron con cautela a los mercados en busca de rendimientos en 2009

Los inversores con grandes patrimonios prefirieron los rendimientos previsibles y el cash flow, como lo demuestra el incremento de su asignación a activos de renta fija, desde el 29% hasta el 31%. Las inversiones en renta variable también aumentaron, desde el 25% hasta el 29%, gracias a la recuperación de las bolsas mundiales. Las posiciones en efectivo disminuyeron ligeramente. Los grandes patrimonios de Latinoamérica y Japón siguen siendo los más conservadores, ya que mantienen el 52% de sus carteras en efectivo/depósitos o renta fija, pese a la subida de los precios de la renta variable.

Las inversiones en el sector inmobiliario recuperaron parte de su atractivo en 2009, dado que los grandes patrimonios mostraron preferencia por los activos tangibles e intentaron aprovechar las ofertas que surgieron con la caída de los precios inmobiliarios. De estos activos inmobiliarios, el porcentaje dedicado a inmuebles residenciales creció desde el 45% hasta el 48% tras la recuperación de los precios en gran parte del mundo. Sin embargo, las inversiones en inmuebles de uso comercial se redujeron ligeramente, desde el 28% hasta el 27%, como consecuencia del descenso de los ingresos por alquileres, la debilidad de la demanda y el aumento de la oferta.

La diversificación geográfica marcó los cambios en la asignación de activos de los HNWIs

La distribución geográfica de los activos de los grandes patrimonios también cambió en 2009, ya que en general buscaron rendimientos más altos y una mayor diversificación geográfica de sus carteras. En general, los particulares con grandes patrimonios de todas las regiones, excepto Latinoamérica, incrementaron en 2009 el porcentaje de inversiones en mercados distintos del propio. Esto puede reflejarse en el incremento de las asignaciones de los HNWIs a mercados emergentes porque las inversiones se dirigieron hacia las regiones y mercados donde se prevé un mayor crecimiento en los próximos años. Este cambio compensó la tendencia generalizada a la repatriación de activos hacia la región de origen durante la crisis.

En 2011 prevemos que los HNWIs reduzcan aún más las inversiones en sus regiones de origen para apostar por aquellas donde se espera un mayor crecimiento. Si bien esperamos que los particulares con grandes patrimonios de las regiones económicamente maduras de Norteamérica y Europa, continúen aumentando sus asignaciones en Asia-Pacífico en busca de rendimientos más altos, también es probable que los grandes patrimonios europeos incrementen sus inversiones en Norteamérica para inyectar estabilidad en sus carteras.

“Estas conclusiones sobre la asignación de activos indican que, pese a las señales de recuperación y crecimiento, la confianza de los grandes patrimonios se vio afectada por la crisis financiera por lo que ahora están adoptando un enfoque más equilibrado de inversión y toma de riesgos, apostando por unos rendimientos más fiables y consistentes”, indica Lucía Granda, responsable de Merrill Lynch Wealth Management para España y Portugal.

“Las firmas de gestión de patrimonios deben identificar y tener en cuenta los comportamientos de los inversores para ofrecerles un asesoramiento especializado e independiente y una gestión efectiva de carteras y riesgos a largo plazo,” añade.