El XVII Estudio Anual de Logística revela que los clientes dan cada vez más importancia a los operadores logísticos como factor clave para la innovación en la cadena de suministro y la reducción del riesgo

| Press release
Capgemini Consulting presenta los resultados del XVII Estudio Anual de Logística, realizado en colaboración con Penn State University, Korn/Ferry International y el proveedor logístico Panalpina

Capgemini Consulting, la unidad de consultoría estratégica y de negocio de Capgemini, en cooperación con Penn State University, Korn/Ferry International y el proveedor global de logística Panalpina, han presentado los resultados del XVII Estudio Anual de Logística (Third-Party Logistics -3PL-). El informe revela que a pesar de las difíciles condiciones del negocio, los ingresos globales de los operadores logísticos aumentan a medida que estos continúan mejorando su presencia en los sectores y creando valor para sus clientes. Un 65 por ciento de las empresas encuestadas muestran un incremento en el uso de servicios 3PL. El informe pone de manifiesto que frente a la creciente competencia y a pesar de un entorno económico complicado, los clientes recurren cada vez más a los operadores logísticos como el motor clave de la innovación en la cadena de suministro y la mitigación del riesgo. La relación proveedor-cliente continúa evolucionando y las empresas usuarias buscan impulsar el valor real y la diferenciación competitiva a través de su elección de operador logístico. Sin embargo, el estudio muestra que los operadores logísticos todavía tienen que hacer progresos significativos para ser capaces de abordar íntegramente las crecientes demandas de los clientes a los que sirven.

Basado en las respuestas de 2.300 usuarios y proveedores de servicios de logística en Norteamérica, Europa, Asia Pacífico, Latinoamérica y otras regiones, el informe revela que los usuarios están haciendo cada vez más complejas demandas a sus operadores logísticos en su búsqueda de nuevas soluciones audaces que crearán nuevas vías para el crecimiento y diferenciación en el mercado. Hasta hace poco tiempo, los operadores logísticos podían demostrar la innovación introduciendo mejoras en los procesos incorporando tecnología o mejorando su ejecución. Sin embargo, los usuarios, creen cada vez más que esa mejora de procesos no es suficiente para dirigir la cadena de suministro y que se necesita una mayor innovación para marcar la diferencia dentro del mercado o la cadena de valor, por ejemplo facilitando la entrega en el mismo día o introduciendo las etiquetas RFID.

Muchos usuarios todavía muestran falta de confianza en la habilidad de los operadores logísticos para operar en el nivel estratégico necesario para la innovación disruptiva. La mayoría de los operadores encuestados para este estudio (89 por ciento) creen que están listos para innovación, pero sólo el 53 por ciento de sus clientes están de acuerdo con esto. De acuerdo con Pedro Provedo, Responsable de Supply Chain de Capgemini Consulting en España, “muchas de las relaciones entre clientes y operadores logísticos no se establecen de forma que fomenten la innovación. Las compañías usuarias normalmente se comprometen sólo a nivel táctico por lo que sus partners 3PL carecen de visibilidad real y percepción de la organización y sus retos. Para desarrollar el tipo de innovación disruptiva que podría resolver los retos que afronta la cadena de suministro de hoy en día, se requieren relaciones de colaboración estratégica entre todos los partners involucrados. Esto requiere un cambio considerable de la forma en que se estructuran muchas de las relaciones entre usuarios y operadores logísticos”.

De forma similar, el informe revela que dada la complejidad de la cadena de suministro de hoy en día, más vulnerable que nunca frente al impacto de condiciones adversas, los clientes son cada vez más exigentes con las capacidades de los operadores logísticos para mitigar los riesgos. Factores como la amplitud de las cadenas de suministro, inventarios reducidos y ciclos de vida acortados de los productos, hacen que la interrupción de la cadena de suministro sea más probable y más costosa que nunca. Las pérdidas económicas por estas interrupciones se incrementaron un 465% de 2009 a 2011, mientras que al mismo tiempo el número de compañías perjudicadas por esta razón creció un 15 por ciento1 El 69% de los usuarios encuestados destaca el clima adverso como la mayor fuente de alteración de las cadenas de suministro, y la volatilidad del coste de los productos de consumo, la mano de obra y de la energía son la segunda causa, citada por el 59% de los encuestados.

Para Zack Deming, Consultor de Global Logistics & Transportation Services Practice, Korn/Ferry International, “por la experiencia de anteriores alteraciones de las cadenas de suministro, la mayoría de los proveedores y usuarios con las que hablamos indican que la formación del empleado y la gestión del talento, así como las certificaciones externas e internas, son las áreas en las que prevén invertir más durante los próximos dos años para combatir la alteración en la cadena de suministro. Esta planificación debe ser vivida y puesta en marcha y no un simple manual en el estante”.

Como resultado, casi la mitad de las empresas proveedoras de servicios logísticos (44%) dicen que están poniendo un mayor énfasis en los riesgos de la cadena de suministro y su mitigación que hace cinco años. Las alianzas más estrechas (69%), planificación continuada de mejora de la operación (61%), herramientas de visibilidad avanzadas de la cadena de suministro (65%) y una formación mejor de los empleados (64%) son las estrategias más utilizadas actualmente por los proveedores de estos servicios para mitigar el riesgo. Aquellas empresas que han implantado con éxito una estrategia efectiva destacan un asesoramiento detallado del estado de la red junto con un riguroso plan para aliviar las mayores fuentes de vulnerabilidad y esquematizar la respuesta en caso de surja algún contratiempo, como la mejor forma de crear una estrategia de mitigación de riesgo de una cadena de suministro sólida.

Según Sven Hoemmken, Líder Global de Marketing and Sales, de Panalpina, “la creciente competencia y presión de precios están llevando a los clientes a la búsqueda de costes más bajos de mano de obra y producción en sitios más lejanos; la distribución centralizada está más enfocada a una mayor producción e inventario en pocos sitios; los ciclos de vida de los productos cada vez son menores en algunos sectores; al mismo tiempo y ante las circunstancias económicas, las compañías reaccionan reduciendo inventarios; todo esto nos está llevando cada vez más a unas cadenas de suministro más complejas y globales que, por otro lado, aumentan el impacto negativo en el caso de una interrupción de las mismas. Desarrollar una cadena de suministro resistente que equilibre el riesgo con las oportunidades, empieza con una evaluación rigurosa de la actual cadena de suministro, seguida de un plan para mitigar las mayores áreas de vulnerabilidad”.

El informe también resalta cuánto valor están recibiendo los clientes de sus operadores logísticos. Los usuarios reportan un gasto medio del 12% de sus ingresos en logística, con una media del 39% de este gasto en servicios externos logísticos y tanto los clientes (86%) como los proveedores (94%) ven sus relaciones como exitosas. Un poco más de la mitad (56%) de los clientes dicen incluso que la utilización de su proveedores 3PL les lleva a aumentar sus beneficios año tras año. También reportan importantes ahorros en la reducción del coste logístico (15%), reducciones de costes de inventario (8%) y reducciones por activos logísticos fijos (26%).