Solvencia II impone la calidad del dato en la gestión

| Financial news
Artículo publicado en la revista Actualidad Aseguradora por Helena de Rueda, manager de Servicios Financieros

Con Solvencia II, la exactitud en la información ha dejado de ser una opción. La calidad del dato es esencial para la toma de decisiones, y para certificar el cumplimiento de las nuevas políticas internas y de los requerimientos de reporting del nuevo marco regulatorio.

La preocupación por la calidad del dato no es nueva. Numerosas organizaciones se encuentran con que la toma de decisiones no se sustenta en una sola fuente de información, sino en varias y con interpretaciones ambiguas y discrepantes. Tampoco existe un sistema formal que apoye el proceso de toma de decisiones, con el potencial impacto económico negativo de una decisión errónea. Las compañías destinan mucho tiempo y recursos a inspeccionar y corregir los datos, en lugar de atacar la raíz del problema.

Hay que tomar conciencia de que la calidad de los datos determina la calidad de la compañía y han de tratarse como un activo más. Es un programa en el que se deben fijar objetivos realistas que respalden la relación coste/beneficio, y que ha de considerar que el aseguramiento de la calidad del dato es un proceso continuo, en el que la involucración y el compromiso de toda la organización son factores críticos de éxito. También es preciso señalar que se trata de un programa de negocio en línea con la estrategia de gestión de riesgos, que permitirá obtener a la organización una importante ventaja competitiva gracias a:

  • Toma de decisiones inteligentes.
  • Disminución de costes derivada de la exactitud de la información operacional.
  • Movilización de capital, liberado por una mejor gestión de los RWA (Risk Weighted Assets).
  • Mejora en la satisfacción del cliente.
  • Certificación de la información (CFO, CRO).
  • Racionalización de la información, sistemas y recursos.

Entre las principales dificultades que afrontarán las entidades, destacan el manejo de grandes volúmenes de información, su profundidad histórica y la integración con la gestión de los datos. Deberán igualmente guardar y unificar la información de todas las áreas de negocio, garantizar la calidad de los metadatos y, parte esencial, lograr el compromiso de la organización.

En el enfoque propuesto por Capgemini, el proceso de análisis de calidad del dato comienza en los informes. Se identifican los datos críticos para la organización y se traza el camino a la fuente origen de los mismos, incluyendo todos los pasos que intervienen en su generación. La aplicación de reglas de calidad (basadas en el valor de negocio del dato y en criterios técnicos), determinará la salud de los datos y el plan de acción.

En términos generales, el acercamiento a la solución de la calidad del dato debe incluir:

  1. Alineamiento organizativo de las áreas de negocio, IT, finanzas y riesgos.
  2. Desarrollo de modelos de riesgos que faciliten el análisis, reporting y cumplimiento.
  3. Frameworks de gobierno y calidad de los datos: establecer controles, responsables, datos críticos, reglas de calidad y trazabilidad.
  4. La existencia de controles operacionales, ya que son un requerimiento de calidad.
  5. Framework para la gestión de información: diccionario de negocio común, aprovisionamiento de datos, Data Warehouse/Data Marts y Gestión de metadatos.
  6. Cuadros de mando para monitorizar dinámicamente la calidad de datos